sábado, 10 de febrero de 2007

La vida con Héctor

Soy una mujer afortunada por tener un hombre ejemplar a mi lado.

De Héctor he aprendido tanto de la vida y de mí misma, que a veces no me reconozco en las palabras o las actitudes que me eran desconocidas y hoy se me han vuelto usuales. Descubrí que las cosas más pequeñas pueden ser las más hermosas. Encontré que puedo ser más y mejor de lo que nunca fui: a su lado soy mujer, compañera, amiga, cómplice, escucha, amante y amada. Me siento inmensamente feliz cuando me mira. No me falta nada teniéndolo conmigo.

También soy quien le provoca perder los estribos en apenas dos segundos, pero -dice- igual con un beso puedo hacerlo recuperar la cordura. Claro, tras unos cuantos gritos.

Estar con él me ha motivado a escribir infinidad de letras, de las que compartiré algunas en su página, tal como él dice, del modo en que lo ven mis ojos.

Enamorada, Ana Silvia

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Ana....

No se usar bien este sistema....es mas se pone automaticamente el nombre de mi hijo.Yo soy Cristina....argentina, viviendo en Chile hace 11 años, por esas casualidades de la vida conoci a Hector... hace como 4 o5 años....desde ese entonces nunca nos hemos olvidado, no chateamos, pero si nos enviamos los archivos mas lindo que tenemos.
Quiero desearte la mayor de la felicidades junto a Hector...y con tu hijo
Escribes y describes de una manera que emociona mucho.
Ahora me estoy dando cuenta de como funciona el sistema, no se mucho de estas cosas....Me gustaria mucho que te llegara este mensaje, ya que quiero decirte que todo lo que te he leido me lleno de gozo....vos tambien eres un ejemplo....
Gracias por amar a mi gran amigo.

Un beso enorme....
Cristina

Carlos Rodríguez dijo...

Hola Ana,

He leído un poco tus aportaciones en el blog y solo tengo una cosa que decirte: estoy feliz porque se hayan encontrado tu y Héctor. Les deseo lo mejor de la vida, sinceramente. Que encuentren felicidad juntos: toda la que se pueda.

Mónica dijo...

Gracias, Cristina, muchas gracias por tus buenos deseos, y por tus opiniones. Realmente no sé qué puedo decirte. Gracias, de verdad...
Un beso, desde Cuernavaca, Ana

Mónica dijo...

Pues, Carlos, qué gusto que te dé gusto, pero me pregunto quién eres tú. Veo que dices "tío".

¿Acaso alguien de la familia? Si es así pues ya nos conoceremos; por lo pronto, espero igual para ti mucha felicidad. Yo ya la estoy gozando al lado de mis dos hombres.

Sonriendo, Ana